Tipología de sitios Web para identificar plantas

A la derecha de estas líneas se muestra un interesante listado que realizó Paloma Sanz en Facebook como recopilación de sitios Web que ella misma utiliza cuando necesita identificar un ejemplar. Esa lista me inspiró para hacer una serie de artículos que analizaran y organizaran esas mismas Webs (y otras más que me parecieran interesantes) para la identificación de las especies de plantas que hay en la Península Ibérica.

Al poco de comenzar el trabajo de recopilación me dí cuenta de que se podían crear una serie de categorías en las que se agruparan los sitios Web que cumplieran con unas características comunes. Quede claro que con “categorías” no estamos valorando la calidad del trabajo realizado en cada caso, de ahí que el título de este artículo se refiera a “tipología” para evitar controversias. Con tal criterio he podido detectar hasta 4 categorías diferentes que son las siguientes:

1. HERBARIOS VIRTUALES
2. GUÍAS VISUALES
3. CLAVES TRADICIONALES
4. CLAVES MULTICRITERIO O “POLICOTÓMICAS”

Para una descripción detallada de cada tipología, véase más abajo en este mismo artículo o utilice el listado sobre estas líneas para desplazarse a cada sección.

Listado de sitios Web de Paloma Sanz

 

1. HERBARIOS VIRTUALES

Esta categoría es la más alejada de lo que deberían ser herramientas de identificación de plantas. Son almacenes de fichas de especies en las que se acopian imágenes y textos, al igual que ocurre con un herbario físico.

La organización de las fichas casi siempre es taxonómica (a veces simplemente alfabética), por lo que no se pueden buscar especies que tengan uno u otro carácter morfológico observable. Para la búsqueda se puede usar el nombre botánico normalmente la familia y, a veces, el nombre común.

Estos herbarios virtuales sirven para comprobar que un ejemplar del que pensamos que es una determinada especie, coincide con las imágenes y los datos almacenados en la ficha correspondiente.

Ir al artículo sobre los sitios Web con Herbarios Virtuales

 

Los herbarios virtuales son las herramientas de identificación operativamente más simples, lo cual no significa que no puedan ofrecer gran cantidad de información de calidad, como en el ejemplo de la imagen.

2. GUÍAS VISUALES

Los sitios Web de esta categoría tienen en común que la identificación se hace por comparación con un catálogo de imágenes de plantas. Se diferencia de los herbarios virtuales en que en estos las especies están agrupadas por características observables, ya sean caracteres botánicos, aprovechamiento de las especies, corología (distribución geográfica), etc. El usuario puede así utilizar esas características para hacer un filtrado previo. Al reducir el número de resultados posibles lógicamente se facilita la identificación. Las he denominado Guías Visuales por comparación con otras guías encuadernadas como las muy conocidas Guías Incafo o las Guías Grijalbo.

Se necesita tener desarrollada y entrenada una buena capacidad de observación para que la identificación sea exitosa ya que requiere analizar visualmente un gran número de imágenes para encontrar la que más se aproxima a lo que buscamos. Los detalles morfológicos observables no siempre son fáciles de visualizar en imágenes y normalmente adolecen de explicaciones detalladas para aclarar en qué debemos fijarnos. Los caracteres botánicos son innumerables y sin embargo estas herramientas se suelen centrar en unos pocos (frecuentemente color de la flor, por ejemplo).

A menudo se necesita que la especie esté en periodo de floración (o en periodo reproductivo en el caso de plantas sin flores) para que las imágenes aporten información suficiente, aunque normalmente la identificación sólo podemos hacerla por aproximación. En grupos grandes con muchas especies (por ejemplo para la familia Labiadas) es un proceso muy laborioso.

Ir al artículo sobre los sitios Web con Guías Visuales

 

Las guías visuales facilitan la identificación visual mediante un filtrado previo, usando generalmente unos pocos caracteres botánicos, corológicos o de aprovechamiento humano de las plantas.

3. CLAVES TRADICIONALES

En esta modalidad las Webs ofrecen claves tradicionales (como las claves en papel de toda la vida) a veces con un formato informatizado que permite establecer hipervínculos al llegar, por ejemplo, a la identificación del género, a veces simplemente ofreciéndolas en documentos tipo PDF.

Como en las claves en papel, las claves de identificación en este caso están prediseñadas, con dicotomías preestablecidas por su autor, siendo necesario tener más o menos conocimientos de botánica. Resulta, por tanto, imprescindible responder a todas las dicotomías planteadas para conseguir finalizar la identificación con éxito.

Otro problema derivado de este tipo de claves es que los textos de las dicotomías, a menudo, no van acompañados de información visual y textual que permita comprender mejor a los no iniciados las cuestiones planteadas en las dicotomías. En algunos casos se han recopilado imágenes que acompañan a cada opción pero rara vez se acompañan además de textos aclaratorios.

Resultan más fáciles de usar que las claves en papel en las versiones informatizadas gracias a los hipervínculos, pero heredan muchos de sus problemas tradicionales.

Ir al artículo sobre los sitios Web con Claves Tradicionales.

 

Las claves tradicionales suelen estar relacionadas con autores profesionales expertos en botánica. A veces han sido recopiladas como documentos PDF sin más, pero otras veces pueden ofrecerse en HTML o en PDF con hipervínculos para facilitar la navegación por las dicotomías o el acceso a las fichas. La Web de la imagen adjunta es un ejemplo de una altísima calidad botánica.

4. CLAVES MULTICRITERIO O “POLICOTÓMICAS”

Dentro de las tipologías de herramientas de identificación analizadas, éstas son las más evolucionadas de todas. Se basan en listados de caracteres observables que el usuario va seleccionando y que va generando progresivos filtrados de los resultados posibles.

Aunque se trata de las herramientas más sofisticadas, no están exentas de algunos inconvenientes:

  1. La larga lista de caracteres disponibles para el usuario hace difícil explicar en la misma pantalla de selección cómo reconocer ese carácter en nuestro propio ejemplar. Los caracteres botánicos aparecen agrupados por categorías y, a lo sumo, se acompaña con un pequeño gráfico ya que no queda espacio para mucho más.
  2. Aunque al principio la selección de los primeros caracteres reduzca rápidamente el número de resultados posibles, llega un momento en donde es difícil saber cuál es el siguiente carácter en el que nos debemos fijar para seguir filtrando. Esto es debido a que es necesario conocer las diferencias entre los resultados posibles que aún no hemos descartado para saber cuál es el carácter más interesante a analizar en ese momento.
  3. Derivado del problema anterior, normalmente cuando el número de resultados posibles ya se ha reducido suficientemente, la finalización de la identificación se hace habitualmente mediante reconocimiento visual, como si fuera una guía visual normal, por lo que no resulta útil para especies próximas que se parezcan mucho entre sí.
  4. El número de caracteres botánicos a manejar aumenta mucho cuando el número de resultados posible lo hace también, por lo que se vuelven más y más complicadas según aumentan de tamaño.

Ir al artículo sobre los sitios Web con Claves Multicriterio

 

Comparadas con el resto de categorías, las claves multicriterio son las que ofrecen mayor funcionalidad para la identificación aunque hay muy pocos sitios Web que las ofrezcan.

Y ADEMÁS ESTÁN LAS CLAVES NOMENPLANTOR

Cuando necesitamos adquirir destreza en el reconocimiento de plantas, lo más importante es saber manejar los caracteres botánicos que las diferencian entre sí.

La mayoría de los sitios Web ofrecen poca o ninguna información sobre estos caracteres botánicos y dejan al usuario el trabajo de distinguir, a través de imágenes fotográficas, esas diferencias.

Como se puede comprobar, el criterio de diseño de las claves NomenPlantor no coincide exactamente con ninguna de las categorías observadas. NomenPlantor se parece mucho a las claves tradicionales, pero también comparte cualidades con las claves multicriterio tomando lo mejor de cada una y evitando sus inconvenientes:

  1. Las claves NomenPlantor se centran en un sólo carácter botánico cada vez y ofrecen todo tipo de explicaciones para que el usuario aprenda a interpretarlo.
  2. NomenPlantor no es una clave sino un número ilimitado de ellas ya que se pueden crear para cualquier entorno imaginable. Esta cualidad reduce los resultados posibles a los que el usuario necesita reconocer, no más de los necesarios, haciendo más sencillo su uso.
  3. En caso de duda, es posible saltarse una dicotomía, lo que facilita mucho su manejo.
  4. Aunque internamente las claves NomenPlantor funcionan como las claves multicriterio, con filtrados sucesivos, una clave NomenPlantor de miles de resultados posibles es tan fácil de usar como una que sólo tenga unas pocas docenas: su tamaño no aumenta su complejidad.

Como se puede comprobar, NomenPlantor no se sitúa en ninguna de las categorías propuestas. Dadas sus características de funcionamiento, intermedias entre las claves dicotómicas y las claves multicriterio, hemos creído oportuno crear una nueva categoría denominada claves dicotómicas dinámicas, creadas sobre la marcha por el sistema informático, en contraposición con las claves dicotómicas estáticas, las cuáles tienen una estructura dicotómica preestablecida por su autor.

 

NOTAS FINALES

Aunque no he pretendido ser exhaustivo, creo haber conseguido que el lector pueda disponer, organizadamente, de un catálogo de herramientas útiles y de información sobre la situación actual.

Me he dado cuenta, mientras redactaba los artículos, de que existe una diferenciación importante cuando estamos ante un sitio Web en el que hay detrás personal especializado en desarrollos informáticos y cuando no lo hay. Es cierto que también podríamos diferenciar cuando el autor de la Web es un aficionado o, en cambio, se trata de un profesional de la botánica, pero creo que este detalle produce resultados menos diferenciados.

La importancia de un equipo de informáticos está, no sólo en el diseño y manejabilidad de la propia Web -ya de por sí importantes en la actualidad- sino en las posibilidades de manejo de la información, es decir, de la utilización de consultas que posibilita una buena base de datos. Las bases de datos que gestionan bloques de texto, donde los campos de las tablas almacenan textos descriptivos, resultan menos operativos que cuando lo que almacenan son características utilizables para la identificación. Y esto no es posible, por ejemplo, cuando se maneja una Web realizada con un gestor de blogs como Blogger o WorPress, por poner ejemplos muy conocidos.

Me he dejado, a propósito, una buena cantidad de sitios Web cuyo objetivo es la difusión de la cultura de las plantas por no ofrecer ninguna forma de herramienta para identificarlas. Artículos en los que se describe un determinado paraje y en el que se insertan imágenes de las plantas que allí se encuentran o, incluso, artículos específicos sobre tal o cual especie pero que luego no están organizados para que el usuario los pueda aprovechar para sus identificaciones, he considerado que no poseen las cualidades mínimas necesarias para ser considerados aquí, aunque sean Webs de mucho mérito en otros aspectos. Espero poder incluirlos en el análisis de otros tantos artículos diferentes de este Blog.

6 Comments

  1. Paloma Sanz Hernando

    Responder

    Le he echado un vistazo por encima un tanto deprisa. Me gusta bastante, y sobre todo tienes razón en que se nota cuando hay personas que saben de informática y bases de datos detrás de una página y cuándo simples usuarios más o menos avanzados. También es posible que el mayor conocimiento botánico no ayude a la hora de hacer una buena página de identificación, porque no se encuentran con las dificultades del profano… se poco, por donde empiezo, que es una bráctea…. por ejemplo… A ver si un día con tiempo puedo echar un vistazo a vuestra web y os digo como la veo. Muy buen trabajo, una idea, que yo, si tuviera dinero y tiempo, abordaría, es más, me encantaría hacerlo…. Saludos
    Paloma Sanz

    • Guillermo Fdez. Weigand

      Responder

      Efectivamente Paloma. A veces a la gente que sabe mucho le cuesta ponerse en la piel del que quiere aprender. Los valores didácticos, de usabilidad, de diseño (que se lo digan a Steve Jobs) facilitan el acercamiento de mucha gente que quiere pero ni sabe cómo ni tiene al lado a alguien que le guíe. Por cierto, no sé a qué te refieres con que “…si tuviera dinero y tiempo…” Saludos

  2. Pingback: Guías visuales | NomenPlantor

  3. Pingback: Claves tradicionales | NomenPlantor

  4. Pingback: Herbarios virtuales | NomenPlantor

  5. Pingback: Claves multicriterio | NomenPlantor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies